Vida y milagritos de la Garbancera

La historia del Día de Muertos a través de las generaciones en una intervención gráfica en el Neopatio del CCEMx.

Fecha

Viernes 28 de octubre al Domingo 20 de noviembre

Horario

11:00 a 21:00 hrs.

Vida y milagritos de la Garbancera

Patricia Fornos, conocida como la artista de las calaveras, realiza una intervención que narra la vida y los milagros de la Catrina; la historia del día de muertos a lo largo de varias generaciones. Su obra es un homenaje a la vida y riqueza cultural mexicana. La intervención, realizada en el Neopatio del Centro Cultural de España en México, consta de 3 partes:

 

Bienvenidos al Mictlán (Los orígenes)
Esta intervención nos habla de las creencias prehispánicas sobre la vida y la muerte; aborda los orígenes de nuestras tradiciones narrados desde la mitología mexica y busca rescatar dichas tradiciones a través del arte. En conjunto representa el tan añorado Mictlán con sus dioses Mictlantecuhtli y Mictecacíhuatl que son la primera aparición de los dioses calavera junto con sus nueve infiernos y que marcan el inicio del día de muertos. Al Mictlán sólo iban aquellos que morían de muerte natural, sin distinción de rango ni riquezas, o de enfermedades que no tenían un carácter sagrado, el muerto debería de atravesar nueve regiones, con obstáculos específicos. A través del collage la artista crea una pieza única formada de lienzos y pintura sobre pared que nos narra los 9 infiernos. Una de las peculiaridades de esta obra son los contrastes que forman parte de su estilo, creando así, los infiernos cada lienzo representa un infierno que pudieran inspiran ternura aunque tengan un trasfondo de tormentos. En la parte superior corona el lienzo más grande con los dioses de los muertos “Mictlantecuhtli y Mictecacíhuatl“ que celebran la llegada de aquellos que lograron cruzar los 9 infiernos y que con ello liberaron su tonalli o alma, consiguiendo el descanso y la libertad.

Mural La garbancera (Los maestros nos hablan)
“La Calavera Garbancera” fue hecha y bautizada por José Guadalupe Posada (1852-1913) caricaturista e ilustrador muy conocido por sus críticas sociales y su particular estilo gráfico. El garbancero era aquel que a pesar de tener sangre indígena pretendía ser europeo renegando de su cultura. Por ello, su calavera con sombrero, sin nada más, representa a aquel que pretende aparentar lo que no es. La influencia de la obra de Posada le llegó posteriormente a Rivera, quien readaptó el concepto, la bautizó como Catrina, y le añadió nuevos atributos, ropa, porte y elegancia, como se puede ver en su Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central, convirtiéndola en Catrina. Esta segunda intervención, por lo tanto, es un homenaje a estos dos célebres y afamados artistas mexicanos.

Como personaje principal una caracterización de la calavera Garbancera o Catrina al estilo de Patricia Fornos. Dicha garbancera viste su paleta de color mientras sostiene un milagrito mexicano y nos observa fijamente con su mirada viva y picaresca; principal atributo de su obra. A la derecha la acompaña una calavera literaria que nos narra su historia y significado. La composición está custodiada por flores de cempasúchil, flor muy mexicana y ofrenda ritual en el Día de Muertos. Se utiliza en los altares ya que sus pétalos marcan el camino que deben seguir las almas de los difuntos hacia los altares domésticos levantados en su honor. Esto es porque tradicionalmente se creía que sus pétalos guardaban el calor del sol e iluminaban el camino de regreso a los difuntos.

Intervención Calavera Calaverita cómo estás tan bonita
Esta intervención estará en el muro inferior, será el resultado del taller Calavera Calaverita cómo estás tan bonita. En dicho taller los niños crearán su propia calavera de la mano de la artistas, estas obras se expondrán en forma de Tzompantli. El Tzompantli que significa “Hilera de cráneos” tiene su raíz de las palabras nahuas “tzontli” que significa cabeza o cráneo y de “pantli” que es hilera o fila, por lo que se trata de una estructura formada de cráneos que deriva de los antiguos mesoamericanos, el más conocido de todos es el del Templo Mayor. Con el transcurso del tiempo el tzompantli pasó a la historia dejándonos su legado en la cultura mexicana fruto de la mezcla entre la tradición católica y el arte del tzompantli. Dicha mezcla se ve en elementos tan importantes como el pan de muerto y el altar del Día de Muertos.