Santiago Ydáñez. Las cenizas del ruiseñor

Primera exposición individual del pintor español en la Ciudad de México

Fecha

Del jueves 9 de febrero al 23 de abril

Horario

11:00 a 21:00

Santiago Ydáñez. Las cenizas del ruiseñor

Las Cenizas del Ruiseñor hace alusión a una de las piezas más singulares de la Colección Lázaro Galdiano de Madrid y, precisamente como una lectura de esta colección, nace este proyecto que representa la primera exposición individual de Santiago Ydáñez en la Ciudad de México, curada por el destacado comisario español Rafael Doctor Roncero.

Santiago Ydáñez es uno de los pintores españoles más destacados de las dos últimas décadas. En palabras del curador Rafael Doctor, su particular forma de abordar la pintura figurativa desde lo gestual y lo fotográfico al unísono, le ha hecho ser dueño de un lenguaje propio que evoluciona constantemente. Después de pasar varios años representando el rostro humano y su expresividad facial empezó a investigar a investigar géneros como el paisaje o el animal. En estos momentos en su trabajo conjuga todas estas vías con una aproximación directa al relato de ciertos períodos convulsos de la historia de la humanidad.

En Las cenizas del ruiseñor, el artista fija su mirada en los paisajes y los animales a través de su contemplación y reinterpretación. Entre otras obras, centra la atención en las criaturas de La entrada en el Arca de Noé de Brueghel “el Joven” o en paisajes como Campesinos a la entrada de una gruta / La Buenaventura de David Teniers y en la pieza Urna cineraria de un ruiseñor que da título a esta exposición.

Esta obra es una urna funeraria de mármol del siglo XVI que perteneció al Cardenal Camillo Massimi pasando, posteriormente, al Marqués del Carpio, embajador de Carlos II en Roma, que la trajo a Madrid. Es conocido que el canto del ruiseñor, icono del Romanticismo, representa la eternidad de la belleza frente a la fugacidad de la vida y ha sido celebrado por grandes escritores como el poeta inglés John Keats (1795-1821). En algún momento de la historia, esta urna albergó las cenizas de un ruiseñor que fue deleite de una mujer de la nobleza llamada Licinia Philomena. Que a un animal tan insignificante se le dedique un objeto tan suntuoso como este, habla por sí mismo de la relación de amor entre un ser humano y otro ser no humano y abre la puerta a un camino en el que se vislumbra una relación más justa entre uno y otro.

La muestra forma parte del programa Reinterpretadas, que permite a reconocidos artistas implicarse en el conocimiento y la reinterpretación de las obras de la Colección Lázaro Galdiano.

Santiago Ydáñez (Es) comienza su trayectoria a finales de los años 90 gracias a un cúmulo de tempranos premios de ámbito nacional que le llevaron a convertirse en un referente del arte contemporáneo en la pintura española, con una extensa trayectoria y proyección internacional. Ha realizado numerosas exhibiciones en España, Italia, Suiza, Alemania, EEUU y también México. En la actualidad vive y trabaja entre España y Alemania, y su obra forma parte de colecciones públicas incluyendo la del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

Rafael Doctor (Es) es historiador del arte, escritor y gestor cultural. Dirigió el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León y la Fundación Santander. Es autor de varios libros sobre arte contemporáneo y en la actualidad trabaja como comisario independiente, docente y dirige su propia editorial desde 2014. También es fundador de Capital Animal, una plataforma que quiere unir arte, cultura y pensamiento para hablar de los derechos animales.