Luis Úrculo presenta la exposición “Nunca seré de piedra (ni la misma piedra lo es)”

Comisariada por Chus Martínez

Fecha

Martes a domingos. Del 8 de septiembre al 27 de noviembre de 2022.

Horario

De 11:00 a 21:00 de martes a sábado y domingos de 10:00 a 16:00

En esta nueva obra/instalación creada específicamente para el Centro Cultural de España en México, Luis Úrculo ahonda en temas y formas de hacer muy propios de su práctica. Los objetos, las formas, los colores y el espacio conforman una experiencia particular que sirve para obtener una percepción de la obra y del mundo. Un interés que en su obra siempre nace y emerge del dibujo, de los gestos que como un balbuceo realiza la mano sin saber nada aún del resultado final: escultura e instalación.

El interés por cómo hemos desarrollado a través de los tiempos la capacidad de conocer y de intuir es una constante en su trabajo. La instalación debe pensarse como un escenario para ejercitar la intuición y ayudarnos a conectar lo que ya sabemos de las cosas, del mundo, de la realidad con dimensiones dispares como la imaginación, y los sentimientos que todos albergamos. Pintar para crear un sentido envolvente, inventar figuras y formas, esculturas inflables para crear una mitología ficticia, dibujar para incluir el gesto y la espontaneidad en esa constelación…; todos los elementos del trabajo aspiran a situarnos en un tiempo y en un lugar que están más allá de la experiencia habitual de los sentidos.

Su obra siempre guarda una conexión estrecha —y fantasiosa— con la arqueología y los mitos. ¿La razón? Los mitos y las imágenes que estos crean —desde Osiris pasando por Egipto, Grecia e incluso el Antiguo Testamento—surgen de un ejercicio básico de contemplación de las formas. Una contemplación que está conectada con la pregunta por el origen de la humanidad: ¿Pueden los seres espirituales divinos que están en el principio de nuestra aficiones del mundo aparecer en nuestra vida diaria y ayudarnos a cultivar la imaginación y la inspiración? La reclamación de mundos pasados proveedores de escenarios especulativos es fundamental para la comprensión del mundo actual. Porque los conceptos del mundo de hoy no se derivan de ninguna manera definida de una fuente uniforme; tienen orígenes muy diferentes, y llevamos mucho de esos mundos dentro de nosotros. Las creencias que profesamos como individuos hoy están enraizados en ideas y formas de convivir el mundo ancestrales. La obra de Luis Úrculo asume que llevamos muchos de esos mundos —creencias, formas, experiencias, rituales, historias— dentro de nosotros. Su obra asume que la conexión entre los mundos pasados y ancestrales se establece a través de los materiales y las formas, y que el artista sirve de mediador en esa comunicación entre tiempos y esferas del conocimiento. Nuestro presente inmediato que tiene mucho que ver con la búsqueda de muchos por encontrar el camino correcto entre marañas de conceptos e ideas vertidos sobre nosotros por millones de canales a menudo contradictorios.

En este nuevo trabajo, realizado durante los dos últimos años para este espacio y este lugar, Luis Úrculo acomete un fenómeno misterioso y apasionante que es el lenguaje a través no de las palabras sino de las formas, la experiencia y la percepción. Aborda la cuestión desde una óptica multidisciplinar y presenta una instalación ecléctica en la que crea un escenario para recibir pasados y futuros de la comunicación entre mundos y especies. ¿A qué se debe la inquebrantable autoridad que los mitos, las historias y los rituales antiguos aún ejercen sobre nuestra imaginación? Su influencia se debe al hecho de que nos ofrecen volver sobre las constantes eternas de los conflictos de la condición humana: el enfrentamiento entre los géneros; entre la senectud y la juventud; entre la sociedad y el individuo; entre los vivos y los muertos; entre los hombres y los dioses. En el espacio creado en esta obra hay lugar para los diálogos y los cantos de un coro formado por todos aquellos a los que la obra da cobijo, cantos, tal vez solo mentales y silenciosos pero que emergen con inolvidable poesía.

Chus Martínez, curadora de la exposición.

 

Semblanza

Luis Úrculo, vive y trabaja entre Madrid y Ciudad de México. Licenciado en la ETSAM y becado por el Illinois Institute of Technology. Su práctica toma la antropología, la arqueología y la criminología como una referencia para crear líneas de investigación basadas en la idea de la reconstrucción de líneas de tiempo, a través de interpretaciones, materialidades inciertas y descripciones ambiguas de la realidad.

La ficción y la representación de diversas geografías domésticas han sido lenguaje y escenarios que ha utilizado para crear diversas obras de video, utilizando coreografías amateurs con objetos para representar sus ideas como manifiestos.

Sus últimas investigaciones se basan en la idea de ‘karaoke’, trabajar con ausencia de información, para crear nuevos cuerpos de trabajo donde siempre faltan parcialmente imágenes o explicaciones, para crear una línea de complicidad con el espectador, quien reconstruye estas piezas, como turistas, arqueólogos o simples cantantes de karaoke en un bar.

Una proporción significativa de su trabajo se basa en la formación como arquitecto. En arquitectura el 95% no se construye; se queda en papel, y el esfuerzo se dirige a imaginar el espacio a través de documentos. Esto explica el valor de la ‘posibilidad’ en los proyectos, y la ficción, independientemente de si se llevan a cabo o no.

El trabajo de Luis Úrculo ha sido expuesto en: el Metropolitan Museum (Nueva York), Art Institute (Chicago), MAXXI (Roma), Museo MAC de Arte Contemporáneo de Santiago (Chile), Tokyo Wonder Site (Japón), Centro Pecci (Prato), Storefront for Art & Architecture ( Nueva York), XI Bienal de Venecia – pabellón español, Trienal de Lisboa, La Casa Encendida (Madrid), Matadero (Madrid), Arredondo / Arozarena (México DF), Max Estrella (Madrid), Espai Tactel (Valencia / Barcelona), Bienal de Montevideo, Parque Cultural Valparaíso (Chile), National Glyptoteque (Atenas).

También ha sido invitado como profesor visitante y profesor en la Universidad de Columbia (Nueva York), UCLA (Los Ángeles), HEAD (Ginebra), Centro Danés de Arquitectura (Copenhague), Vitra Domaine de Boisbuchet, (Francia) Graham Foundation (Chicago), Universidad de Talca (Chile), INDA Chulalongkorn University (Bangkok), Universidad Anáhuac (México DF), Umeå University (Suecia), SOMA (México), Kent State University (Florencia), Tokyo Wonder Site (Tokio), ENSAG (Grenoble), LIGA (México), Bienal de Estambul, Espacio Monte (Buenos Aires), Elisava (Barcelona), ETSAM (Madrid) y EPS (Alicante).

Cortometrajes galardonados en los premios de video Transfer Architecture (2019) y ganador en EVA Experimental Video Architecture Festival. Ha realizado residencias artísticas en Fundación Lina Bo Bardi (2021), PIVÔ Sao Paulo (2019), Casa Wabi (2018), Tokyo Wonder Site (2015), El Ranchito Matadero (2015) y Macdowell Colony (2012).

Desde 2010 es codirector y curador del Living room Festival junto con María Jerez, Juan Domínguez y Cuqui Jerez.

 

Chus Martínez. Nacida en España, Chus Martínez tiene formación en filosofía e historia del arte. Actualmente es directora del Instituto de Arte de la Academia de Artes y Diseño FHNW en Basilea, Suiza. En el Institut Kunst, Martínez ha iniciado una serie de trabajos por encargo para der TANK, el espacio expositivo del Campus de las Artes: Fabian Marti (2015); Mathilde Rosier (2016) y este año Ingela Ihrman (abierto durante Arte). En el Institut Kunst también está desarrollando un ciclo de presentaciones internacionales y un proyecto de investigación sobre los océanos en colaboración con TBA21–Academy, una investigación interdisciplinar iniciada por Thyssen-Bornemisza Art Contemporary. Concebido por Markus Reymann en 2011. Este verano el Instituto también organizará la Escuela de Verano en el Instituto Suizo de Roma.

Antes de su puesto en Basilea, Martínez fue curadora en jefe de El Museo del Barrio, Nueva York. Fue Jefa de Departamento de dOCUMENTA (13) y Miembro del Core Agent Group. Anteriormente fue conservadora en jefe del MACBA, Barcelona (2008 a 2011), directora del Frankfurter Kunstverein (2005–08) y directora artística de la Sala Rekalde, Bilbao (2002–05). Para la 51 Biennale di Venezia (2005), Martínez curó el Pabellón Nacional de Chipre, y en 2008 se desempeñó como asesor curatorial para Carnegie International y en 2010 para la 29 Bienal de São Paulo. Actualmente está preparando “KölnSkulptur #9”, un Parque de Esculturas de Colonia que se inaugurará el 15 de octubre y una exposición sobre Metamorfosis, una exposición que se inaugurará en Castello di Rivoli, Torino, en febrero de 2018.