Un oído solo no es un ser_06: “Me explicaré. Para ver una cosa hay que comprenderla” con Generación Espontánea y El Col.lectíu d’Improvisació de Castelló

Un ciclo de conciertos curado por Llorenç Barber

Fecha

Miércoles, 7 de diciembre de 2022.

Horario

20:00 h

“Me explicaré. Para ver una cosa hay que comprenderla” (J.L.Borges)

Arte Sonoro es inmensidad sin límites. De alguna manera todo consiste en captar y poner de relieve una cierta aura que bañe resquicios y memorias de cosas y distancias.

Walter Benjamin describía esa aura como “la manifestación irrepetible de una lejanía por cercana que pueda estar”, o “als einmale Erscheinung einer ferne, so nah sie sein mag”.

Cerramos con el acto que hoy presentamos y explicamos, la amplia serie de eventos y presentaciones de este inusual ciclo de creación híbrida que hemos titulado – a lo Cage – “una oreja sola no es un ser”.

Todo un río de sinestesias, polivalencias inter y multi-disciplinariedades, pueblan innumerables praxis desde los ya centenarios futurismos, dadaísmos, estridentísmos, etc.; hasta un hoy en que ya se nos hacen familiares ciertos (aparentes) ‘caos’ de los que nacen, crecen y se multiplican un sin número de “text music”, “sound poetry”, músicas gráficas, habladas, dibujadas, silenciosas, extended voice, fonéticas, de números, deductivas, etc.

El pentagrama (con sus ligaduras, fugas y demás formalidades más o menos morfológicas y/o sintácticas), cuando lo hay, no es literal, sino preñado de aura, esto es, de melancólicas lejanías cuyas líneas multiplican o menguan el número de sus rayas (“gramas”) según el saco se rompa o infle el ojo que oye lo que casi (no) comprende.

En el gozne entre los años 60 y los 70, fui testigo de varios actos de transgresión y/o ruptura que, para mí, traducían cambios – en ciernes o rotundos – de relevancia puede que irreversible:

1) Es 1969, en los veraniegos cursos de Nueva Música de Darmstadt, Ligeti estrena junto a varios profesores de tan docto y germano entorno nada menos que el místico y repetitivo “In C” de Tierry Riley. Unos pocos días más tarde, en el mismo contexto, un entonces desconocido Roy Hart, boicoteará – atrevida y osadamente con sus espectaculares ‘extended voices’- el estreno de las intuitivas poesías tituladas “Aus dem sieben Tagen”, del endiosado Karlheim Stockhausen. Algo inusitado e inimaginable en estos germanos Ferien Kürse für Neue Musik.

2) En la España del dictador Franco, un ‘vanguardísta’ Luis de Pablo, en un acto de la serie de conciertos “Alea” que él coordina, no podrá estar a la escucha una pieza nueva para cuyo estreno ha hecho venir ex profeso desde París, a un célebre intérprete virtuoso. Y ello porque de Pablo había programado como arranque (telonero) del evento a un joven pianista catalán, de nombre Carles Santos que iba a dar a conocer  las “Piano Phase”, de Steve Reich, repetitivas a carta cabal. Y, contra todo pronóstico, Santos estirará y multiplicará las repeticiones de esta minimalista ‘obra’ al infinito y de modo tal que los minutos y hasta las horas quedarán intencionadamente cortas y el público, tras los improperios propios de tal insistente y escandalosa situación, se irán a cenar, sin esperar que sonara el resto del programa. Un ‘interruptus’ este bien intencionado y secretamente planeado, pues para el músico Santos, militante antifranquista, tanto Alea como de Pablo no eran sino ostentosamente pro Franco.

Y será a comienzos de estos turbulentos años 70, cuando inopinadamente surge en la muy musical y provinciana Valencia un Grup ACTUM, a partir de dos jóvenes músicos, casi adolescentes, el uno subyugado por Cage, Fluxus o cuanto absorba de sus constantes viajes a Darmstadt, (meca en aquellos días de todas las vanguardias posibles e imaginables); y el otro, un músico intuitivo que, entre otros devaneos, será inopinado constructor artesanal de dos generadores de sonido, uno analítico y otro sintético, mediante los que comenzará a producir y a presentar en público unas elementales Músicas Electrónicas en un contexto tardonacionalísta como era el del mundillo musical de Valencia, todavía inmersa en un envejecido ambiente a lo Falla/Ravel.

Apenas llega el año 75, Actum se crece y a) monta un primer, espectacular y multitudinario, MONOGRÁFICO CAGE, por vez primera en España,

  1. b) surge la propuesta/acción “LOVE STORY FOR YU” de Llorenç Barber (un resumen de los mil modos de resignificar gráfica/icónicamente el sonar), y
  2. c) por su lado J.L.Berenguer concibe y publica el libro “Introducción a la música electrónica”, en un país en ayunas sobre un tema tal, y a continuación compone una obra, de escritura gráfica, en la que resalta unos muy explícitos iconos, y en la que apenas en uno sólo de sus 30 módulos aparece tímidamente un pequeño pentagrama. La titulará “COMIC” pues el aspecto visual recuerda mucho la sucesión de las viñetas de un ‘cómic’ o mejor: la secuencia de ese popular juego de “La Oca” de nuestras tardes de niñez y ocio.

Y será esta pieza, vistosa y elegantemente ensartada visual y casi infantilmente, la que unos años más allá (1981) llegue a México de la mano de un poeta experimental de nombre Ángel Cosmos, quien tras unos años de vivir intensamente los eventos musicales del valenciano Grup Actum, viajará a México. Allí, y  junto al compositor Arturo Márquez y el fotógrafo Juan José Díaz Infante, creará en 1984 el grupo Música de Cámara. Título este intencionadamente equívoco que, al modo conceptual de la época, no hace referencia a sus posibles acepciones musicales de salón, sino más bien visuales. Esto es, al modo fotográfico de relacionarse con el entorno mediante el uso apropiado de las cámaras fotográficas.

Y es en este contexto voluntaria y queridamente interdisciplinar en el que Ángel Cosmos publicará en el DF una rica versión polícroma de la proposición visual, sonora, gestual y accional de la sugestiva pieza gráfica “COMIC”.

Un ciclo como “Una oreja sola no es un ser” que en su orgullosa modestia trata de relacionar e incluso, hasta dónde posible sea, imbricar la creatividad sónica de México y España. Asume gozosamente esta fértil coincidencia y la propone aquí como broche de fraternidades para cerrar esta serie de eventos que acercan y vivifican las más diversas proposiciones de uno y otro lado del gran charco oceánico que más nos acerca y asemeja.  Que nos aleja y separa.

De ahí que hayamos encargado para el evento final de este ciclo a varios grupos que preparen distintas versiones de una obra, emblemática e histórica, como “COMIC”. Uno mexicano, el veterano “Generación Espotánea” coordinado por el activo y multiartista Fernando Vigueras; y otro español, coordinado por el músico valenciano Amadeu Marín, (miembro histórico del Grup Actum y hoy creador y coordinador del Col.lectíu d’Improvisació de Castelló (CIM.CS)).

Es nuestra intención que antes y/o durante la interpretación de ‘CÓMIC’ el público disponga de la proyección de la misma, para así poder todos gozar de las posibles y deseables sinestesias o lejanías que los ojos y los sonidos nos provean. No en balde ‘una oreja (u oído) solo, nunca es ni será un ser’, al tiempo que una cierta lejanía – a lo Walter Benjamin – acerque y vista de irrepetible aura una y otra reproducción o – en este caso – versión instrumental, gestual y accional.

Una vez explicado el fondo o nexo de unión mexicano/español de la decisión que nos lleva a programar este ‘cómic’, bueno será reproducir aquí las INSTRUCCIONES que el autor J.L.Berenguer redactó (en 1975, no lo olvidemos) para interpretar adecuadamente esta propuesta, pues.

 

INSTRUCCIONES:

La obra consta de a) 30 módulos en varios bloques de cinco módulos aislados, de la A a la E, y b) de un módulo alfa-omega que sirve de comienzo y de final. Excepto en este último, que lleva fijada una duración de diez segundos, cada ejecutante debe elegir un tiempo unitario para el resto de los módulos. Empezar por alfa-omega. Después se sigue por cualquiera de los numerados del 1 al 30, siguiendo de menor a mayor. Cuando se llegue a uno aislado (de los ordenados por letras), y después de interpretarlo puede seguirse normalmente o saltar a otro con letra y seguir normalmente otra vez. Cuando se desee terminar hay que esperar a que todos lo hayan hecho y entonces interpretar juntos el módulo alfa-omega. La obra admite desde uno a cualquier número de instrumentistas, cantantes actores, etc., o la mezcla entre estos.

Valencia, mayo 1975

– Lloren Barberç

 

BIOs

Sobre Generación Espontánea, Activa desde el 2006, gusta de trabajar con instrumentos acústicos, abundar en cruces e interacciones entre los distintos miembros – siempre cambiantes -, y ocupar mediante intervenciones sonoras los más diversos espacios públicos, sin renunciar a hacerlo en espacios más convencionales. En su haber constan más de 130 presentaciones públicas, amén de cuatro discos/CD’s.

El Col.lectíu d’Improvisació de Castelló  nace el año 2019 movido por la curiosidad y el deseo de explorar nuevos paisajes sonoros. Tratan de crear situaciones espontáneas que borren todo límite. Procuran sorprender(se). Cultivan una comunicación lo más genuina imaginable. Gustan, con todo, de insuflar sentido al momento, al instante, a la ocasión, y es desde ahí que proclaman su propuesta musical como una actividad efímera, única e irrepetible.

Más actividades

noviembre 2022

lu ma mi ju vi sa do
31 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4