Un oído solo no es un ser_02: Bárbara Lázara (Mx) y Arturo Moya Villén (Es)

Segunda edición del ciclo de arte sonoro curado por Llorenç Barber (Es)

Fecha

Jueves, 12 de mayo de 2022.

Horario

20:00 h

Ciclo de conciertos curado por el respetado artista sonoro español, Llorenç Barber (Es) en formato semipresencial, donde disfrutaremos de lxs artistas mexicanxs en directo con aforo limitado y de lxs españolxs de manera virtual.

Una serie de seis encuentros entre artistas sonoros de México y España que nos permitirá gozar de la diversidad de propuestas y sensibilidades sin buscar crear paralelismos entre unos y otros, pues actualmente la separación de naciones es más una ficción que una realidad, ya que las redes sociales han acercado formas y comportamientos. Hoy, desde el sonido del habla hasta los memes son compartidos. Lo que de verdad interesa es perdernos en los detalles, en el tipo de enfoque, en las maneras de ser sonido, en la traducción vital de nuestras realidades complejas, puestas en son, para fertilizarnos y enriquecernos juntos.

Como antecedente a este ciclo de arte sonoro, Llorenç Barber refiere “me gustaría dar a conocer un acontecimiento que ya desde los años ochenta nos acerca. Es probable que pocos de ustedes conozcan a uno de los grupos mexicanos -hoy casi olvidado- que bien podríamos calificar de postulantes de un puro arte sonoro. Nacen en 1984 y tienen la osadía de darse un nombre intencionadamente equívoco, me refiero al grupo Música de Cámara, un apelativo que nos retrotrae al romanticismo de los salones de alta clase, pero cuando hurgamos en sus intenciones descubrimos que la anfibia palabra ‘cámara’, se refiere al ojo y a la cámara fotográfica que le permite escuchar el mundo mientras lo mira con cuidado. En efecto, este grupo enamorado del oír es ver, estuvo constituido por el compositor Arturo Márquez, por el fotógrafo Juan José Díaz Infante, y el artista español conceptual e interdisciplinar Ángel Cosmos, quien cercano a la performance audiovisual, y a las músicas gráficas del Grupo Valenciano Actum que yo creé en los años 70/80 trataba de importar todo lo que fuere Cage, Fluxus, improvisación libre, minimalismos, etc. En 1979 Ángel Cosmos se pone en contacto con nuestro Grupo Actum y cuando a comienzos de los años 80 viene a México, se trae consigo la partitura Comic de nuestro compañero, el compositor J. L. Berenguer, una partitura visiva que consta de viñetas al modo como lo hace aquel juego de la oca, de nuestra niñez.”

Una vez en México, y conformado el Grupo “Música de Cámara”, Ángel Cosmos editará la partitura tal cual se concibió en Valencia como modelo y muestra de un tipo de composición gráfica, esto es sin pentagramas, solo con imágenes/emblema a interpretar con los ojos y los oídos. Arte sonoro en todo su esplendor.

Un precedente que, modesto, nos acerca y que puede reverdecer apropiándonoslo nosotros los artistas del sonido de ambos lados del charco como señal y estandarte a compartir.

Segunda Edición: El arte sonoro como intersticio 

El hecho de que la denominación arte sonoro se ha ido aceptando intermitentemente a lo largo de años/decenios, desde lugares, eventos y situaciones desconectadas entre sí, ha facilitado dudas, confusiones y restricciones, según conveniencias circunstanciales.

Conozco un músico/compositor para el que el arte sonoro “es una nueva heterodoxia que pretende ser otra cosa distinta a la música”. También leo algo más allá, el artículo de un ‘comisario’ de artes plásticas quien afirma (¡puedo escuchar su engolada voz¡) que “el arte sonoro es una práctica artística que es (o ha llegado a ser) ontológicamente independiente de la música”.

Ninguna de estas dos bobadas descifran la singularidad de lo que nos dice el arte sonoro. Sí lo hacen palabras como resquicio (o intersticio) entre dos objetos, materiales, modos, y géneros de tratar, hurgar, combinar, e interactuar brotando de ello un algo inusitado que puede cambiar/enriquecer nuestro momentáneo percibir.

Lo esencial a través de ello es: la actitud (de búsqueda), la intuición, y ese algo fortuito que llamamos suerte, a la que añadir unas gotas de contumacia y compromiso.

Hoy, en este inédito ciclo UN OÍDO SOLO NO ES UN SER, se nos ponen en acto ante nuestra escrutadora consideración, dos vidas, cada una de ellas con su enganche/intersticial. En el caso de Bárbara es el cuerpo como territorio y memoria a explorar sonante y hasta tonante. En el caso de Arturo, son las hablas de corte y alteración. En ambos empeños hay todo un vivir de búsquedas, saltos, deslices y hasta errores que les legitiman y sujetan.

Son estos unos seres útiles desde lo transitado y lo propuesto.

Bárbara Lázara presenta Sonora

Una performance multimedia de unos 30 minutos, que a través de un cruce de sentidos, entrelaza y evoca relaciones entre sonido, escucha, y algunos de los fenómenos ecológicos que suceden en  la  biosfera, la cultura y las especies del estado al norte de nuestro país.

BIO

Bárbara Lázara (México, 1976) es artista, vocalista e investigadora centrada en el sonido, el teatro y las prácticas sociales, produciendo piezas en formatos que abarcan audio, performance, instalación, video, coreografía,  composición y dirección para ensambles vocales. La práctica de Lázara se dedica a reflexionar sobre el rol que juega el lenguaje dentro de la colonización y supresión de periferias epistémicas, cuestionando el pensamiento logocéntrico y el abuso de los medios; dando relieve a tecnologías marginales como la telepatía, la ecolocación o las prácticas somáticas colectivas.
Actualmente forma parte del programa Artistas en Berlín de la DAAD y del Sistema Nacional de Creadores de Arte.
Ha participado en exposiciones colectivas como The Listening Biennal, Modos de Oír (Ex-Teresa Arte Actual) y Social Acustics,  realizado residencias artísticas para la producción de su obra y presentado constantemente su trabajo en más de una decena de festivales internacionales. Lazara ha colaborado como ejecutante en composiciones sonoras, obras de teatro, videos e instalaciones de artistas como Cinema Teatr (PL),  Israel Martínez, Naomi Rincón- Gallardo, Simon Fujiwara (UK) o Rogelio Sosa.

Arturo Moya Villén presenta Habitar el corte, alter/ar la voz

La propuesta recorre algunas de las prácticas artísticas desarrolladas por el autor durante más de un decenio en relación al habla en cuanto receptora de violencias desviadas. El proyecto rastrea las violencias ocultas en el habla y se pregunta por sus irrupciones en la voz, prestando particular atención al corte como motor de procesos de investigación, a la alteridad como desgarro y apertura del decir, y al habla y sus patologías como elementos para la negociación del significado.

BIO

Artista sonoro, artista electrónico, performer, compositor y comisario. Inició su desarrollo profesional en el ámbito de la composición electroacústica con Gabriel Brncic, para derivar después hacia el arte electrónico y el arte sonoro. Ha sido presidente de la Asociación de Música Electroacústica de España y es presidente de EX, Asociación de arte electrónico y experimental.

Ha presentado sus proyectos en España, Italia, Chile, Argentina, Cuba, Estados Unidos, Francia, Bélgica, México, Reino Unido y Alemania. Entre ellos: MACBA, MNCARS, IVAM, MARCO de Vigo, Fundació Joan Miró Barcelona, Maison de Radio France, París, Fundidora Park Monterrey, Fonoteca Nacional de México, Institut fur Neüe Musik der Hdk Berlín, State University of New York Buffalo, CCCB de Barcelona, CCCC, Valencia, Museo Barjola, CBA de Madrid.

En la actualidad, está desarrollando “Violencias del decir”, un proyecto que desarrolla una línea de trabajo en torno a la violencia en el habla y en el que se integra el trabajo que presentamos. El proyecto ha sido subvencionado con las Ayudas a la Creación de Artes Visuales de la Comunidad de Madrid.