Daniel Silvo. 10 años de vídeo

Video arte español. Hasta el 4 de agosto

Daniel Silvo. 10 años de vídeo

El Centro Cultural de España presenta este ciclo dedicado al joven artista como parte de las acciones de este centro para la promoción y visibilización del arte emergente español en México.

Daniel Silvo (Cádiz, España 1982) comienza a investigar de manera autodidacta las posibilidades de la imagen en movimiento en 2002. Durante esta década de trabajo, Silvo ha explorado a través del vídeo las posibilidades de resignificación de las pequeñas cosas que nos rodean y la dificultad que entraña la comprensión de la realidad. Detrás de esos ejercicios hay sencillos gestos de subversión de la realidad llenos de ironía que provocarán la mirada cómplice y la sonrisa entre los espectadores.

La muestra, que puede ser visitada entre el 4 de junio y el 4 de agosto en el cubo de proyecciones, incluye cuatro programas diferentes en rotación semanal durante el tiempo que dura la exposición. Para completar el acercamiento a la obra del artista, Daniel Silvo realizará una presentación de su trabajo el martes 11 de junio a las 19h.

Actualmente se encuentra en México realizando una residencia artística a través del Programa EMARE de la Unión Europea. La residencia se realiza en el Cante, Centro de Arte y Nuevas tecnologías del Centro de las Artes Centenario de San Luis Potosí.

Sobre la selección de videos
Documentos

La línea documental está muy presente en la obra de Daniel Silvo, y el formato entrevista es recurrente en este tipo de obra. La entrevista es utilizada por Daniel como una estrategia para conocer las realidades desde múltiples puntos de vista y proponer ciertas cuestiones no como soluciones categóricas sino como preguntas con distintas respuestas.

Dificultades semánticas

Otro de los asuntos que preocupan a Silvo son los puntos ciegos de la comunicación. En los intersticios que se generan con las traducciones quedan espacios de incomprensión. Estas dificultades semánticas se producen por el choque cultural, los cambios de formato o la falta de información.
Micropoéticas

Los objetos más insignificantes y cotidianos sirven a Daniel Silvo como pretexto para hablar de realidades muy diversas, tales como la educación, el choque cultural, la historia reciente o la astronomía. De esta manera, unas deliciosas aceitunas se convierten en ciudadanos en disputa, las palomitas de maíz se transforman en estrellas fugaces y un carro de la compra nos narra una historia mitológica.
Micropolíticas

Detrás de las realidades más cotidianas se encuentran con mucha frecuencia motivaciones políticas. Esta idea es tratada por Daniel Silvo a partir de una serie de obras que investigan sobre las implicaciones políticas de los coches Lada de La Habana, las zanjas de una ciudad, el papel moneda o los juegos infantiles junto a la frontera tijuanense.